El tránsito lento en los menores es una de las causas más recurrentes en las visitas al Pediatra, pues este molesto dolor abdominal es más frecuente de lo que se piensa. Sin embargo, hay que prestar mucha atención a sus síntomas debido a que el estreñimiento en niños no siempre surge por los mismos motivos. Conoce más sobre sus principales causas:

  •    Deshidratación: es muy importante que dentro de la alimentación diaria exista el consumo de líquido en los menores, este aporta una mayor estabilidad a que el proceso digestivo cumpla su función. Si el menor no ingiere la suficiente cantidad de agua al día, su sistema absorberá el líquido de sus desechos, provocando inestabilidad en su sistema digestivo y en su salud.
  •   Sedentarismo: la falta de actividad física en los niños impide que se genere una correcta circulación de la sangre por el sistema digestivo, provocando dificultades al momento de evacuar sus necesidades.
  •  Exceso de leche: una de las principales causas de estreñimiento es el exceso de ingesta de leche en los menores,  provocando la satisfacción estomacal  e impedimento del paso de otros alimentos ricos en fibras (sin exceso), los que son fundamental para el proceso digestivo de los niños.
  •   Mala alimentación: el consumo de frutas y verduras es esencial en el proceso de crecimiento de los menores, debido a que estos aportan vitaminas y nutrientes que provocan una mejor digestión de los alimentos consumidos durante el día. La falta de estos genera un estreñimiento a corto plazo, provocando la dificultad de evacuación del menor.
  •   Otros causas: existen casos más delicados como por ejemplo: la intolerancia a la lactosa, diabetes y el hipotiroidismo, los que corresponden a un problema médico, el que debe ser visto por un especialista.

Tener el control y observar las deposiciones del menor cuando frecuenta el baño es fundamental para prevenir un problema de estreñimiento en los niños. Es muy importante educar al menor a realizar actividad física e ingerir una equilibrada dieta saludable con vitaminas y nutrientes.

Fibrolife se preocupa de fortalecer la salud intestinal del menor desde temprana edad, generando conciencia natural en sus padres, aportando con prebióticos que favorecen el desarrollo de bacterias saludables para el organismo de los más pequeños. ¡Qué rico es crear conciencia natural en la familia!

¿Quieres proteger la salud intestinal de tus hijos o sobrinos?

Disfruta ya del poder natural de FibroLife.

Cómpralo ahora mismo