La retención de líquidos afecta comúnmente a las mujeres, ya que está relacionada con los desajustes hormonales que suelen sufrir como, menstruación, embarazo y menopausia. Los problemas de circulación y el estrés también son factores que causan esta afección, que se manifiesta frecuentemente con hinchazón en el abdomen, piernas y manos, bolsas en los ojos, y un leve aumento de peso sin explicación. Si quieres saber cómo evitarla, memoriza los siguientes consejos:
– El sedentarismo y una alimentación desiquilibrada y rica en sal son factores que incrementan la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo. Por esto, es importante evitar el consumo de sodio en exceso.. Frutas y verduras ricas en potasio como la  ciruela, sandía, melón, plátanos, alcachofa, rúcula, berros, y acelga ayudan a contrarrestar el sodio y a mantener en equilibrio los líquidos del cuerpo.

– La piña y la papaya son frutas muy recomendadas  por sus propiedades antiinflamatorias. La uva roja mejora el sistema linfático y el apio, la cebolla y el puerro son antidiuréticos.

– Las infusiones de hierba también pueden resultar de gran ayuda para eliminar líquidos. El jengibre, hammamelis y cola de caballo son las que tienen mejores propiedades.

– Beber 2 litros de agua diarios es fundamental para la depuración del organismo. Caminar al menos 30 minutos al día y  terminar cada ducha con un chorro de agua fría beneficia el equilibrio hídrico del cuerpo.

Fibrolife es un concentrado de ciruelas que además de regular la digestión y combatir el estreñimiento, es diurético debido a que es alto en fibra y antioxidantes. El poder natural de las ciruelas colabora a mantener un óptimo equilibrio de líquidos en tu cuerpo, además de regular los impulsos nerviosos y la contracción muscular. ¡Pruébalo y siente la diferencia!  

¿Quieres frenar ahora tu problema de tránsito lento?

Revisa en nuestro mapa interactivo dónde puedes comprar FibroLife.

Ver Mapa