El invierno ya llegó, y comenzamos a planificar nuestras vacaciones  en aquellos días libres.  Pensamos en destinos que nos invitan a relajarnos y disfrutar del clima frío, quizás al lado de una chimenea o tomando un dulce chocolate caliente. Nuestra rutina cambia, y también nuestra dieta, por lo que debemos evitar el estreñimiento durante los viajes, para que la molestia de la pesadez e hinchazón no arruinen nuestros panoramas invernales.

Si viajas, es importante incluir en tu maleta ropa deportiva y un calzado liviano. ya que la falta de movimiento corporal aumenta la hinchazón. No dejes de tomar agua, puesto que ayuda a generar una defecación más blanda. Además, organiza tus tiempos para ir al baño debido a que es perjudicial para nuestra salud intestinal esperar por mucho tiempo una vez que sentimos ganas.

Lo más importante es no realizar cambios tan drásticos en tu dieta, y evitar las comidas muy pesadas. El clima invernal invita a comer platos más contundentes y con mayor aporte calórico, por lo que no debes dejar de lado los alimentos ricos en fibra como las espinacas, acelgas, ciruelas y cereales integrales.

Es recomendable incorporar la fibra durante el desayuno. Por ejemplo, comer yogur con cereales y dos cucharaditas de Fibrolife, ya que brinda el aporte de fibra que necesitas diariamente, por lo que colabora con la salud digestiva y el desarrollo de bacterias beneficiosas para el funcionamiento del intestino grueso. Es perfecto para evitar el estreñimiento durante un viaje y gracias a su práctico envase puedes llevarlo en tu bolso a todos lados. Sólo debes guardarlo en un lugar fresco y refrigerado. ¡Lleva Fibrolife a tu destino favorito y disfruta con liviandad y energía todos los días!

¿Quieres frenar ahora tu problema de tránsito lento?

Consigue ya tu Fibrolife y sorpréndete con el poder natural de las ciruelas.

Cómpralo ahora mismo