Al cumplir 40 años el cuerpo comienza a experimentar cambios fisiológicos que requieren modificar la dieta diaria. Uno de los más importantes es que la necesidad calórica del organismo desciende, por lo que la ingesta de calorías debe disminuir, de lo contrario aumentará la grasa corporal y colesterol en nuestro organismo. Si piensas que cuidar tu alimentación después de los 40 años será algo muy aburrido y complicado, ¡No te preocupes! a continuación te daremos los principales cuidados que debes tener para mantenerte sana y en línea a toda edad.

  • Limita el consumo de azúcares: El cuerpo se vuelve más vulnerable al desarrollo de la diabetes tipo 2. Las dietas ricas en azúcares o alimentos de elevado índice glucémico favorecen el desarrollo esta patología, enfermedades coronarias y algunos cánceres. Es mejor dejar los dulces para ocasiones especiales.
  • Evita las bebidas azucaradas y refrescos:  Es sabido que este tipo de bebidas contiene un alto índice de azúcares, y cantidades importantes de fósforo. Por lo que su consumo debe ser ocasional a cualquier edad. El agua es el único líquido que no produce ningún daño  a nuestro cuerpo.
  • Prefiere productos lácteos bajos en grasas: Los lácteos contienen grasas saturadas de origen animal que aumenta el colesterol en la sangre y se acumula en las arterias, acentuando el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares. Además, incrementa la acumulación de grasa  difícil de eliminar. Es recomendable escoger lácteos descremados o semidescremados.
  • Controla la sal en las comidas:La sal representa un riesgo para la salud cardiovascular. Su consumo en cantidades elevadas se traduce en un aumento de la presión sanguínea. Además reduce la elasticidad de las arterias al envejecer.
  • No olvides el ejercicio: Es importante realizar una actividad física acorde a tus capacidades, que te permita eliminar las grasas y calorías que están demás.

Fibrolife es un concentrado de ciruelas, que al ser consumido diariamente ayuda en la prevención de enfermedades como la diabetes, algunos tipos de cáncer y accidentes cerebrovasculares. Del mismo modo debido a su aporte nutricional favorece a los pacientes con osteoporosis. Su bajo índice glucémico y la fibra soluble que contiene, regula el azúcar en la sangre y los niveles de insulina.  Además ayuda a prevenir el estreñimiento y te mantiene liviana y deshinchada ¡todos los días!

¿Quieres frenar ahora tu problema de tránsito lento?

Revisa en nuestro mapa interactivo dónde puedes comprar FibroLife.

Cómpralo ahora